Saturday, November 18, 2017

Celebrando la fiesta del Cristo Rey

CELEBRANDO CRISTO REY DEL UNIVERSO: ESTACIONES 

En la parroquia del Dulce Nombre de María, celebramos la fiesta del Cristo Rey el 19 de noviembre, porque no podemos tener asambleas públicas el 26 de noviembre, la verdadera fiesta del Cristo Rey, porque es el día de las elecciones nacionales acá en Honduras.
Celebramos con una procesión y la Misa en El Zapote de Santa Rosa. Preparé unas estaciones que vamos a rezar en la procesión.

Hoy celebramos Cristo, rey del universo, y recordamos que el universo fue creado por él. La creación es don de Dios que tenemos que respetar. Entonces, comenzamos nuestra procesión, nuestra peregrinación, recordando que Cristo es el Rey del universo

Cristo, rey del universo

Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas…
Alaben y bendigan a mi Señor
      y denle gracias y sírvanle con gran humildad.

Lectura de la carta de san Pablo a los Colosenses:
[Cristo] es Imagen de Dios invisible, Primogénito de toda la creación, porque en él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la tierra, las visibles y las invisibles, tronos, dominaciones, principados, potestades. Todo fue creado por él y para él;
Dios tuvo a bien hacer residir en [Cristo] toda la plenitud, y reconciliar por él y para él todas las cosas, pacificando, mediante la sangre de su cruz, lo seres de la tierra y de los cielos.                                                                                                              
Palabra de Dios

La enseñanza del papa:
En su encíclica Laudato Si’, Papa Francisco dice que Cristo es la finalidad del universo:
El fin de la marcha del universo está en la plenitud de Dios, que ya ha sido alcanzada por Cristo resucitado, eje de la maduración univer­sal…. El fin último de las demás criaturas no somos nosotros. Pero todas avanzan, junto con nosotros y a tra­vés de nosotros, hacia el término común, que es Dios,… Porque el ser humano, dotado de inteligencia y de amor, y atraído por la plenitud de Cristo, está llamado a reconducir todas las criaturas a su Creador.
                       
Oración del cantico de San Francisco:
Altísimo y omnipotente buen Señor,
      tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor y toda bendición.
A ti solo, Altísimo, te convienen
      y ningún hombre es digno de nombrarte.
   
Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas,
      especialmente en el hermano sol,
            por quien nos das el día y nos iluminas.
Y es bello y radiante con gran esplendor,
      de ti, Altísimo, lleva significación.

Padre nuestro…

+ + +

Estación una: Dios nos llama a Respetar la tierra
     
Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas…
Alaben y bendigan a mi Señor
      y denle gracias y sírvanle con gran humildad.

      Lectura del libro del profeta Jeremías:
¿Hasta cuándo hará duelo la tierra y estará seca la hierba del campo? Por la maldad de sus moradores desaparecieron bestias y aves.
Palabra de Dios
     
      Nuestra realidad:
En el año 2015, había una pérdida de casi 72 mil manzanas del bosque. La deforestación deja que se desliza el suelo, provocando derrumbos y más.

      El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia dice:
“Los bosques contribuyen a mantener los esenciales equilibrios naturales, indispensables para la vida. Su destrucción, incluida la causada por los irrazonables incendios dolosos, acelera los procesos de desertificación con peligrosas consecuencias para las reservas de agua y pone en peligro la vida de muchos pueblos indígenas y el bienestar de las futuras generaciones. Todos, personas y sujetos institucionales, deben sentirse comprometidos en la protección del patrimonio forestal y, donde sea necesario, promover programas adecuados de reforestación”.

Oración del cantico de San Francisco:
Altísimo y omnipotente buen Señor,
      tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor y toda bendición.
A ti solo, Altísimo, te convienen
      y ningún hombre es digno de nombrarte.

      Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas…
      Alaben y bendigan a mi Señor
            y denle gracias y sírvanle con gran humildad.
            Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra,
                  cual nos sostiene y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierbas.

Padre nuestro…

+ + +

SEGUNDA ESTACIÓN: DIOS NOS LLAMA a cuidaR Hermana agua

Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas…
Alaben y bendigan a mi Señor
      y denle gracias y sírvanle con gran humildad.
      Alabado seas, mi Señor, por la hermana agua, 
            la cual es muy útil y humilde y preciosa y casta.

      Lectura del libro del profeta Jeremías:
Doble mal ha hecho mi pueblo: a mí me dejaron, manantial de aguas vivas, para hacerse cisternas, cisternas agrietadas, que el agua no retienen.
Palabra del Señor

Nuestra realidad:
En Honduras, más que un millón habitantes no tienen acceso a sanitación mejorada y 638 mil no tienen agua no contaminada.

La enseñanza del papa Francisco:
Mientras se deteriora constantemente la calidad del agua disponible, en algunos lugares avanza la tendencia a privatizar este recurso es­caso, convertido en mercancía que se regula por las leyes del mercado. En realidad, el acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamen­tal y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, y por lo tanto es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos. Este mundo tiene una grave deuda social con los pobres que no tienen acceso al agua potable, porque eso es negarles el de­recho a la vida radicado en su dignidad inalienable.

      Oración del cantico de San Francisco:
Altísimo y omnipotente buen Señor,
      tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor y toda bendición.
A ti solo, Altísimo, te convienen
      y ningún hombre es digno de nombrarte.

Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas…
Alaben y bendigan a mi Señor
      y denle gracias y sírvanle con gran humildad.
      Alabado seas, mi Señor, por la hermana agua, 
            la cual es muy útil y humilde y preciosa y casta.

Padre nuestro…

+ + +

TERCERA ESTACION: FRENTE A LA MINERÍA, DIOS NOS LLAMA A Cuidar los recursos naturales

Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas…
Alaben y bendigan a mi Señor
      y denle gracias y sírvanle con gran humildad.

Lectura de la carta de Santiago:
Y ahora les toca a los ricos: lloren y griten por las desgracias que van a sufrir. Su riqueza está podrida, sus ropas apolilladas, su plata y su oro herrumbrado; y su herrumbre atestigua contra ustedes, y consumirá sus cuerpos como fuego. Ustedes han amontonado riquezas ahora que es el tiempo final.
Palabra de Dios.

Nuestra realidad
Hasta enero de este año, habían 538 concesiones de minería, 47 en el departamento de Santa Bárbara. Hay una concesión de 40 años en la Mina de San Andrés Copán.
En Junio de 2017, La Coalición Ambientalista de Copán denunció este martes a través de un comunicado,  la muerte de cientos de peces debido a la contaminación del río Lara por la mina de San Andrés de la compañía MINOSA. La misma empresa minera canadiense busca oro en el cementerio de Azacualpa, Copán, sacando cientos de cadáveres. Varias familias no quieren que se movieran los restos de sus familiares y están resistiendo la empresa.

La enseñanza de la Iglesia
En su  carta pastoral del año 2006, “Por los Caminos de la Esperanza”, los Obispos Hondureños escribieron:
“Las explotaciones mineras deben dejar una mayor ganancia a Honduras y tutelar el equilibrio ecológico para el bien de las generaciones actuales y  venideras.  Para ello, es necesario reformar las leyes existentes o sustituirlas por otras más justas y adecuadas que tengan ante todo en consideración el bien común y no, el enriquecimiento de unos pocos”.
Los obispos salvadoreños opusieron la minería del cielo abierto. El Arzobispo [de San Salvador Eduardo Alas] dijo que,
“la minería así explotada (con químicos peligrosos) tiene efectos irreversibles de contaminación, en concreto el cianuro produce muy serias consecuencias para la salud y, por lo tanto, hay que avisar al gobierno que no dé permisos de explotación con estos procedimientos, pera la defensa del pueblo salvadoreño”.

Oración del cantico de San Francisco:
Altísimo y omnipotente buen Señor,
      tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor y toda bendición.
A ti solo, Altísimo, te convienen
      y ningún hombre es digno de nombrarte.

+ + +

CUARTA ESTACIÓN: DIOS QUIERE QUE La tierra SEA para todos

Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas…
Alaben y bendigan a mi Señor
      y denle gracias y sírvanle con gran humildad.

Lectura del libro del profeta Miqueas:
¡Ay de los que proyectan iniquidades y traman el mal durante la noche! Al despuntar el día, lo realizan, porque tienen el poder en su mano. Codician campos y los arrebatan, casas, y se apoderan de ellas; oprimen al dueño y a su casa, al propietario y a su herencia.
Palabra de Dios.

Nuestra Realidad:
En Honduras, siete de cada diez campesinos carece de tierra. La concentración de la tierra en Honduras es muy preocupante: el 3% de los propietarios controla el 70% de las tierras arables. La situación actual es incluso peor que antes de 1990, cuando 5 de cada 10 campesinos no tenían tierra; ahora son 7 de cada 10 campesinos los que carecen de propiedad.

Le enseñanza de la Iglesia:
El papa Francisco, en su mensaje para la primera jornada mundial de los pobres, escribió:
Dios creó el cielo y la tierra para todos; son los hombres, por desgracia, quienes han levantado fronteras, muros y vallas, traicionando el don original destinado a la humanidad sin exclusión alguna.
Anteriormente el Papa San Juan Pablo segundo, en su encíclica Centesimus Annus, escribió:
La propiedad de los medios de producción, tanto en el campo industrial como agrícola, es justa y legítima cuando se emplea para un trabajo útil; pero resulta ilegítima cuando no es valorada o sirve para impedir el trabajo de los demás u obtener unas ganancias que no son fruto de la expansión global del trabajo y de la riqueza social, sino más bien de su compresión, de la explotación ilícita, de la especulación y de la ruptura de la solidaridad en el mundo laboral. Este tipo de propiedad no tiene ninguna justificación y constituye un abuso ante Dios y los hombres.

Padre nuestro…
Dios te salve, María…
Gloria al Padre…

+ + +

QUINTA ESTACIÓN: DIOS NOS LLAMA A DEfender la creación

LEctura del libro de LOS Salmos
Los cielos proclaman la gloria de Dios, el firmamento pregona la obra de sus manos. Un día le pasa el mensaje a otro día, una noche le informa a otra noche. Sin que hablen, sin que pronuncien, sin que se oiga su voz, a toda la tierra alcanza su discurso, a los confines del mundo su lenguaje.

Nuestra realidad:
Defender la casa común no es fácil. Hay que cambiar las conciencias de la gente y promover leyes que protejan a la creación. En algunos municipios han logrado tener leyes que prohíben la quema y otros actividades que daña al medio ambiente.
Pero cuesta y algunos han sufrido por su protagonismo.  En el año transcurrido desde que Berta Cáceres fue asesinada en su casa en marzo de 2016, al menos otros siete defensores y defensoras de la tierra y el medio ambiente han sido asesinados en Honduras. Otros defensores de la tierra y los ríos del Honduras están amenazados.

La enseñanza de la Iglesia
En su encíclica Laudato Si’, el Papa Francisco condena los atropellos contra la creación como pecados:
Sobre este punto él se ha expresado repetidamente de una mane­ra firme y estimulante, invitándonos a reconocer los pecados contra la creación: “Que los seres humanos destruyan la diversidad biológica en la creación divina; que los seres humanos degraden la integridad de la tierra y contribuyan al cambio climático, desnudando la tierra de sus bosques naturales o destruyendo sus zonas húmedas; que los seres humanos contaminen las aguas, el suelo, el aire. Todos estos son pecados”. Porque « un crimen contra la naturaleza es un crimen contra nosotros mismos y un pecado contra Dios ».
Frente al pecado, estamos llamados a defender la creación como un don de Dios.
En el encuentro mundial de los movimientos populares en Bolivia, el Papa Francisco dijo:
… el futuro de la humanidad no está únicamente en manos de los grandes dirigentes, las grandes potencias y las élites. Está fundamentalmente en manos de los Pueblos; en su capacidad de organizar y también en sus manos que riegan con humildad y convicción este proceso de cambio. Los acompaño.
Digamos juntos desde el corazón: ninguna familia sin vivienda, ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin derechos, ningún pueblo sin soberanía, ninguna persona sin dignidad, ningún niño sin infancia, ningún joven sin posibilidades, ningún anciano sin una venerable vejez.
Sigan con su lucha y, por favor, cuiden mucho a la Madre Tierra. 

Oración
Por no defender la casa común, Señor, ten piedad.
Por no respetar la tierra y todas la criaturas, Cristo, ten piedad.
Por desgastar los bienes del mundo, en una cultura de descarte, Señor, ten piedad.


+ + +

AL TERMINAR LA PROCESIÓN: los Pobres

Hoy celebramos el primer día mundial de los pobres,
proclamado por el papa Francisco al fin del Año de la Misericordia.

Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas…
Alaben y bendigan a mi Señor
      y denle gracias y sírvanle con gran humildad.

Lectura del libro del profeta Amos:
Así dice El Señor: “Mi sentencia en contra de Israel por sus muchos crímenes será sin apelación. Porque venden al inocente por dinero y al necesitado por un par de sandalias, pisotean a los pobres en el suelo y les impiden a los humildes conseguir lo que desean. Padre e hijo, faltándole al respeto a mi santo Nombre, tienen relaciones con la misma mujer; tomando las ropas empeñadas, se acuestan cerca de cualquier altar, y con el vino de las multas se emborrachan en la Casa de su Dios.”
Palabra de Dios

Nuestra realidad:
Más que 65 porcentaje de la población es pobre y 44.6 porcentaje viven en pobreza extrema. También uno de cada cuatro niños sufre de desnutrición crónica.

La Enseñanza de la Iglesia
En su encíclica sobre el cuidado de la casa común, el papa Francisco nota la relación entre la pobreza y el descuidado de la creación:
…el dete­rioro del ambiente y el de la sociedad afectan de un modo especial a los más débiles del planeta: “Tanto la experiencia común de la vida ordina­ria como la investigación científica demuestran que los más graves efectos de todas las agresio­nes ambientales los sufre la gente más pobre”.
Es fundamental buscar soluciones integrales que consideren las interacciones de los sistemas naturales entre sí y con los sistemas sociales. No hay dos crisis sepa­radas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la digni­dad a los excluidos y simultáneamente para cui­dar la naturaleza.
En el mensaje del primer día mundial de los pobres, el papa alaban a los que se solidarizan con los pobres:
Benditas las manos que se abren para acoger a los pobres y ayudarlos: son manos que traen esperanza. Benditas las manos que vencen las barreras de la cultura, la religión y la nacionalidad derramando el aceite del consuelo en las llagas de la humanidad. Benditas las manos que se abren sin pedir nada a cambio, sin «peros» ni «condiciones»: son manos que hacen descender sobre los hermanos la bendición de Dios.


ORACIÓN del Papa Francisco:
Oh Dios de los pobres,
ayúdanos a rescatar a los abandonados
y a los olvidados de esta tierra que tanto valen a tus ojos. […]
Dios de amor, muéstranos nuestro lugar en este mundo
como instrumentos de tu amor por todos los seres de esta tierra
Dios de Misericordia, concédenos recibir tu perdón
y transmitir tu misericordia en toda nuestra casa común.
Alabado seas. Amen.

---

Corregido 19 de noviembre de 2017

Sunday, October 22, 2017

Dios y la política



Isaías 45, 1. 4-6
Mateo 22, 15-21


Notas para una homilía - domingo, vigésima novena semana, tiempo ordinario, ciclo A


Estamos en medio de las campañas políticas. No voy a platicar sobre los partidos ni los candidatos por tres razones.

Primero, no soy hondureño.

Segundo, como diácono no debo promover un candidato de ningún partido.

Tercero, la iglesia debe hablar sobre la política desde la perspectiva del Reino del Dios, en la luz de la Doctrina Social de la Iglesia, pero sin apegarse a ningún partido político.

Si, la vocación política puede ser un camino para la salvación – más que todo cuando la persona es siervo del pueblo y busca el bien común.

Por eso, los fieles tienen una responsabilidad de trabajar para el bien común.  El Papa Juan Pablo II, en su encíclica Christifideles laici,  No. 42, dijo:
“Para animar cristianamente el orden temporal... los fieles laicos de ningún modo pueden abdicar de la participación en la “política”; es decir, de la multiforme y variada acción económica, social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover orgánica e institucionalmente el Bien Común... todos y cada uno tienen el derecho y el deber de participar en la política, si bien con diversidad y complementariedad de formas, niveles, compromisos y responsabilidades”.

Hay, a lo menos, dos tentaciones – ver la política, y un partido político como camino salvífica o ver la política como siempre sucio, apartándose de involucrarse aun  en la política no partidista.

En la primera lectura, el profeta Isaías cuenta como Dios usa un rey extranjero para el bien de su pueblo, un rey que no conoce a Dios.La obra de Dios no se hace solamente de una nación, ni de un partido político.

Pero, el evangelio es algo famoso. Vienen algunos discípulos de los líderes religiosos con una pregunta. 

Pero, no es una pregunta en la búsqueda de la verdad, aunque pretenden que están buscando la verdad y alaban a Jesús como una persona que dice la verdad.

Su pregunta es una trampa.

Como muchas trampas, esta pregunta invita una falsa elección – si o no.

SI Jesús dice si, pagando el impuesto del emperador, la gente que lo han seguido van a verlo como traidor de los pobres, pegado al poder extranjero. Lo dejan.

Si dice no, los autoridades van a considerarlo como rebelde, revolucionario, y van a encarcelarlo y crucificarlo.

Pero, ¿qué hace Jesús?

No trataba de discutir con las autoridades religiosas. No buscaba una respuesta puramente intelectual. No dio la respuesta definitiva. Jesús sabe que es una trampa, pero les invita a discernir, a examinarse a sí mismas.

Primero, propuso algo concreto: “Enséñame la moneda del tributo”.

Los líderes sabían que era un pecado de llevar una moneda con el imagen del emperador, del César. Los judíos estuvieron muy estrictas del mandamiento: “No deben tener imágenes grabadas”.

Para los judíos, tocando una moneda con la imagen del César, podrían ser un pecado muy serio. Y, por eso, Jesús les pregunta: “¿De quién es esta imagen y esta inscripción?’

La imagen era del Emperador Romano y la inscripción exaltaba al Tiberio César como un hijo divino  [“Tiberio César, Hijo augusto del Divino Augusto. Pontífice Máximo”].
"La moneda lleva la imagen del emperador, pero el ser humano, como lo recuerda el viejo libro del Génesis, es «imagen de Dios». Por eso, nunca ha de ser sometido a ningún emperador. Pero, Jesús les comenta: “Den al césar lo que es del césar, y a Dios lo que es de Dios”. (José Antonio Pagola)
Algunos la interpretan esta frase como una teología de la política. Yo pienso que no es. Me gustaría proponer que Jesús quiera que los líderes se examinen a sí mismos.

Un santo explicó la dicha en esta manera. Todo es de Dios y, por eso, tenemos que dar todo a Dios. Nada queda para César – solamente, tal vez, las monedas injustas.
También, “Como todo judío fiel, Jesús sabe que a Dios “le pertenece la tierra y todo lo que contiene, el orbe y todos sus habitantes” (salmo 24). ¿Qué puede ser del César que no sea de Dios?”. (José Antonio Pagola)
Su respuesta es una llamada una discernimiento personal – y, después a una conversión.

En nuestras vidas, ¿qué le pertenece a Dios? O ¿hemos cercado una parte de la vida para Dios y otra parte para nuestros deseos?

En nuestras políticas, ¿qué le pertenece a Dios? ¿Es la política un manera de servir a la comunidad y a los pobres como Jesús? O ¿Es una manera de agarrar poder, dinero y prestigio para nosotros?


Para Jesús estas preguntas personales deben abrirnos a buscar el Reino de Dios, un Reino que es, como Pablo escribe, justicia, paz y alegría en el Espíritu Santo” (Romanos 14, 17)

"Den a Dios lo que es de Dios" — TODO.

Saturday, September 30, 2017

Diciendo "si" - un camino hacia abajo


DICIENDO "SI" - UN CAMINO HACIA ABAJO
Notas para una homilía el 26º domingo tiempo ordinario - ciclo A



Mateo 21, 28-32
Ezequiel 18, 25-28
Filipenses 2, 1-11


Corregido

Creo que todos nosotros hemos tenido la experiencia del padre en el evangelio de hoy. Hemos pedido y un amigo nos dice “Si”, pero no hace nada. O hemos dicho “si”, cuando alguien nos pide la ayuda.

No vamos o no podemos hacer lo pedido, pero no queremos molestarle a la otra persona, diciéndole “no puedo”. No queremos un pleito con un amigo. Para nosotros lo más importante es mantener la relación buena entre nosotros; diciendo “no” aparece como un rechazo del otro.

Mantener la relación con el otro es muy importante, pero a veces es más fácil hablar que actuar. Manteniendo la apariencia de amistad decimos “si” sin tener la voluntad de hacerlo.

Pero, lo que Jesús quiere es más que la palabra; hay que ponerla en práctica. Por eso, Jesús mira bien al primer hijo. Como explicó Padre José Antonio Pagola:

El [segundo] rechaza al padre con una negativa tajante: «No quiero». No le da explicación alguna. Sencillamente no le da la gana. Sin embargo, más tarde reflexiona, se da cuenta de que está rechazando a su padre y, arrepentido, marcha a la viña.

Pero, para el primer hijo, “Todo quedó en palabras”.

En la primero lectura, el profeta Ezequiel nos recuerda que lo importante es arrepentir del mal - aun en los últimos momentos. Y Dios nos salvará el que se aparta del mal.

Es fácil tener la apariencia de ser seguidor de Cristo – ir a la iglesia, participar en la comunidad de base, obedecer todas las normas.

Podemos vivir como los líderes del tiempo de Jesús, viviendo según las normas sin el espíritu de discípulo.

Por lo esencial es seguirle a Cristo. Pablo nos da algunas pistas del camino de seguirle a Cristo.

Es el camino hacia abajo. Es el camino que nos muestra la compasión de Dios que se hizo impotente para nosotros. Como escribió Henri Nouwen:

“Nuestro Dios es un Dios siervo. Nos resulta difícil de comprender que hayamos sido liberados por alguien que había llegado a carecer de poder, que hayamos fortalecidos por alguien que se hizo débil, que hayamos encontrado nueva esperanza en quien se despojó a sí mismo de toda distinción, y que hayamos encontrado un jefe en quien se hizo siervo”.

Propongo que leemos este texto, versículo por versículo, para entender el camino de Jesús:

Si de algo sirve una exhortación en Cristo y el consuelo que brota del amor, si tienen comunión del espíritu y un amor entrañable y compasivo -  hagan plena mi alegría, teniendo un mismo sentir, un mismo amor, unas mismas aspiraciones y buscando todos lo mismo.
      La unidad  - sentir, amar, aspirar, buscar – como un solo cuerpo, el cuerpo de Cristo.

Nada hagan por ambición o vanagloria; al contrario, siempre con humildad, considerando a los demás superiores a ustedes mismos.
No soy el centro del universo, ni aun de mi vida. Los demás son mejores que yo y son mis superiores.

Que nadie preocupe por su propio interés, sino por el de los otros.
Busca el bien común, no mis intereses.
Tengan, pues, lo mismos sentimientos de Cristo Jesús,
No hacemos esto por obedecer un mandamiento; lo hacemos porque queremos sentir con Cristo.

Cristo siendo Dios, no consideró que debía aferrarse a las prerrogativas de su condición divina.
Sino que, por el contrario, se anonadó a sí mismo, tomando la condición de esclavo, y se hizo semejante a los hombres.
Cristo nos muestra el camino hacia abajo. Dios se hizo nada, se hizo esclavo, lavando los pies, sirviendo a los demás.

Así, hecho uno de ellos, se humilló a sí mismo y por obediencia aceptó incluso la muerte y una muerte de cruz.
La cruz viene porque hemos tratado de ser compasivo como Cristo. No tenemos vergüenza de amar como Él, de entregarnos a Dios compasivo y a los demás.
Pero, seguir a Cristo no es algo triste. Servir es ser alegre, recordando Jesús es Dios que murió y fue resucitado, dándonos esperanza.


Por eso, Dios lo exaltó sobre todas las cosas y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, para que al nombre de Jesús todos doblen la rodilla en el cielo, en la tierra y en los abismos, y todos reconozcan públicamente que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

-----

La traducción de la segunda lectura incluye elementos de varias traducciones en español y en inglés, siempre con referencia al griego.

La imagen es en el santuario de Esquipulas, Guatemala.